Estamos de acuerdo, hacer cambios nunca es una tarea fácil ni rápida, y si te planteas cambios vitales aún es más difícil. La zona de confort es un lugar fántastico, calentito en invierno y fresquito en verano, donde nada nos perturba ni nos molesta, un lugar que nos mantiene relajados, tranquilos y fuera de peligro, así que abandonarla nunca es la primera opción, ¿verdad?

Pero si estas decidido a cambiar, no quedará más remedio que vencer esa resistencia, hacer frente a los miedos y afrontar el reto de incorporar cambios en tu vida, pues es la única forma de convertirte en esa persona que sueñas.

Te conoces bien así que no te engañes, eres tu peor enemigo, quien constantemente te boicotea y te limita, quien se miente para evitar romper los muros que te separan de nuevas experiencias. Pero ¿cómo se pueden superar esos muros?, ¿cómo podemos saltarlos y cruzar al otro lado para lograr aquello que tanto deseamos? Para lograrlo es necesario conocer con detalle y precisión tus grandes muros, así como analizar las grandes mentiras que te dices para evitar cambiar. ¡Vamos a por ello!

Lo haré más tarde / en otro momento

Prácticamente nunca encontrarás el momento perfecto para hacer lo que nunca te has atrevido a hacer, ya que no se trata de las circunstancias si no de tu objeción a tomar acción. Esta es la primera gran mentira, posponer las acciones porque que no se dan las condiciones ideales para llevarla a cabo. Te suena lo de «El lunes me pongo con el informe», o «En cuanto me lea el manual…»,»cuando esté más tranquilo en el trabajo…» La procrastinación es el mayor enemigo de los objetivos, así que toma conciencia y da el primer paso, por pequeño que sea, evitando posponerlo a un momento que nunca llegará. La acción mueva a la acción, ya verás como una vez inicies el camino la resistencia a continuar se desvanece. No esperes a que los planetas se alineen, si estás decidido a conseguir tu objetivo no dudes más y toma acción, de inmediato.

No se cómo hacerlo

En más de una ocasión usamos otra de las grandes mentiras, el «No se cómo hacerlo»,»Ya lo haría si supiese…»,»En cuanto aprenda un poco más de XXX me pongo», ¿te suena verdad? Puede que no tengas los conocimientos necesarios para hacer lo que quieres hacer, pero si estás decidido a hacer lo que sueñas pero no tienes conocimientos, simplemente habrá que hacer algunos pasos previos, como formarte, aprender y practicar para alcanzar los conocimientos que antes no tenías. Nada más, no hay más excusa que tener que dedicarle un poco más de tiempo y/o más esfuerzo para ponerte en marcha directo a tus objetivos. No pongas como excusa el desconocimiento, simplemente es un reto más a superar en el camino hacia tus objetivos. Nadie nació sabiendo, el aprendizaje continuo es imprescindible en la era del conocimiento si quieres seguir en la cresta de la ola por muchos años.

 

No es importante

Si algo no marcha bien o cómo deseas, deja de mentirte diciendote:»Tampoco es para tanto»,»No es vital para mi», porque si no estás viviendo la vida que quieres vivir las consecuencias, como mínimo, serán para ti. Si estás estresado por el volumen de trabajo, si te sientes frustrado porque no puedes acceder a esa promoción que tanto deseas, o si te sientes limitado por tus capacidades, solucionarlo representará un cambio importante en tu vida, un cambio sustancial que modificará tu forma de trabajar, así que no te mientas más, es importante, es tu vida!

Tengo miedo a fracasar

El fracaso da miedo, mucho miedo, lo se, soy consciente de ello, y no puedo hacer mucho por solucionarlo, pero si que he tenido muy claro desde hace mucho tiempo que es mucho mejor ser un fracasado que un frustrado. Un fracasado lo ha intentado y no le ha salido, pero ha vivido la experiencia y ha podido aprender (obligatorio) de ella, mientras que un frustrado nunca hace nada, ni siquiera lo prueba, y la queja es su sombra. Pruébalo, inténtalo, lo peor que puede pasar es que aprendas algo nuevo y vivas una nueva experiencia, ¿no crees que vale la pena intentarlo?

No tengo tiempo

Si te estas planteando cosas importantes, cambios en tu vida, y te dices que ahora no tienes tiempo, ¿Cuando lo vas a tener para dedicarte a las cosas que realmente te importan?

La vida está llena del llamado «Coste de oportunidad», es decir, hay que renunciar a hacer unas cosas para poder hacer otras, y por eso, si en este momento no tienes tiempo para hacer algo realmente importante , será necesario que consigas tiempo que utilizas en cosas menos importantes. Quizá puedes dedicar menos tiempo a las redes sociales, a jugar con el móvil, a devorar tu serie favorita, a reuniones improductivas, a visitas presenciales que pueden hacerse en remoto, a escribir el mismo correo manualmente una y otra vez, y un largo etcetera. Prueba a levantarte más temprano, automatiza tareas, aprendre a reunirte de forma efectiva, gestiona las interrupciones, educate en la gestión de la información, en definitiva únete a la «Revolución de los productivos digitales» y olvida para siempre la mentira del «No tengo tiempo.»

Si estás decidido a transformarte, no hay mentira que valga y mucho menos si eres tu quien te las cuentas. Identifica claramente cual o cuales son las mentiras que te sueles decir y combátelas, porque el cambio no es algo que hay que hacer, el cambio es constante y ha llegado para quedarse.

Cuentame en los comentarios cual son tus mentiras, esas excusas que siempre te pones, explícame como las combates, cuales son tus estrategias para superarlas. Comparte tus experiencias con el resto de Productivos Digitales a través de los comentarios.

Pin It on Pinterest